17 de junio de 2011

Lady Gaga - The Edge Of Glory



...


...


...


...

En fin. Cuando ves este vídeo se te vienen muchas cosas a la cabeza:

- ¿Le habrán cortado el presupuesto después de la millonada que se gastó en Judas para después flopear?

- ¿Se habrá dado cuenta por fin que menos es más y que algo más simple puede estar bien?

Pues no. Ninguna de las respuestas anteriores es correcta.

Si hubiera sido la segunda, la idea no hubiera estado mal, pero ni tanto ni tan calvo. No nos engañemos. Una cosa es sencillo y otra es SIMPLE.

El caso es que tenían un director para el vídeo, Joseph Kahn, director de LoveGame y de Eh Eh (Nothing Else I Can Say). Además tenían un concepto pensado, se ve que fabuloso, incluyendo tanques de agua y sirenas, pero se ve que el segundo día de rodaje la señorita Stefani no paraba de hacer cambios y acabó discutiendo con el director, haciendo que éste abandonara el proyecto. Con lo que al final ella misma acabó dirigiendo el vídeo en uno de los escenarios que tenían montado, el del callejón, con el patético resultado que hemos contemplado como vídeo de una gran canción.

El supuesto tanque de agua.
Toda esta es la explicación real. Que no me vengan los talifanes ahora diciendo que es genial, que muestra una Gaga más ella y más auténtica, más de vuelta a sus raíces y tal y que cual, porque esto es indefendible al igual que lo fue Gimme More para Britney.

Pensábamos que había tocado fondo, pero se ve que el fondo es muy profundo. Seguiré escuchando el disco, porque en su mayoría me gusta, pero intentaré olvidar la existencia de este videoclip para que no me cague la canción. Juzgad vosotros mismos:

http://youtu.be/QeWBS0JBNzQ


.