22 de octubre de 2011

Nicola Roberts - Cinderella's Eyes


Tracklist:
1. Beat of My Drum
2. Lucky Day
3. Yo-Yo
4. Cinderella’s Eyes
5. Porcelain Heart
6. I
7. Everybody’s Got to Learn Sometime
8. Say It Out Loud
9. Gladiator
10. Fish Out of Water
11. Take a Bite
12. Sticks + Bones

Nota preliminar: he aprendido a poner los links en forma de nombres. Así que a partir de ahora pondré así los enlaces y solo tendréis que pinchar en los nombres que veáis subrayados para acceder a ellos.

El disco debut de la pelirroja más atacada de la girlband Girls Aloud (ahora de años sabáticos y a la cual le debo apellido) es un buen lanzamiento como solista. Con un estilo muy pulido y personal digno de admirah, pero un resultado cuestionable.

Esperaba este disco como agua de mayo. Después de un single como Beat Of My Drum tenía altas expectativas. Pero después de oír el segundo pensé que a lo mejor solo fue un golpe de suerte. Y al oír el resto, creo que no andaba alejado.


Por un lado, alabar el rumbo que le han dado a su carrera es poco. Muchas artistas que salen o continúan en la música después de estar en un grupo, simplemente sacan una canción pegadiza y punto. Por ejemplo, su compañera Cheryl Cole. Ya solo con su nombre, vende. Pero no ha sido así con Nicola. Se han tomado su tiempo y le han buscado un estilismo, tanto de apariencia como en estética de vídeos/portadas/photoshoots que la hace más Nicola todavía. Todo ello la convierte en una cantante con luz propia que viene a ocupar un puesto en el panorama musical que no tenía nadie. Al igual que el género musical que se ha inventado para ella misma, muy ochentas-moderno-raro. Hasta ahí todo perfecto.


Pero por otro lado vienen los pequeños fallos:

- 1º; la voz de Nicola. Estando en un grupo de chicas solo cantaba unas frases sueltas, pero ahora que es solista ha tenido que encontrar su propio nicho. Ella tiene potente chorro de voz, pero la potencia sin control no sirve de nada. Me parecía mucho más bonita la voz que ponía con las Aloud. Refinada, tímida, comedida, como es ella. Sí, sabías que tenía más, pero la domaba. En este disco hay momentos que grita demasiado, como en Lucky Day, y es bastante desagradable. Es como Anastacia, que a pesar de tener una buena voz, aprendió a dominarla y meterla en vereda. Esto la pelirroja no lo ha conseguido. Se le ha ido de las manos tratando de demostrar todo lo que en su grupo no le dejaron y como resultado tenemos un descontrol absoluto que roza lo molesto. Por no hablar del directo que aún lo exagera más.

- 2º; composición. Me parece genial que se haya involucrado tanto hasta el punto de participar en la escritura de todas sus canciones (menos el cover que ha hecho), pero si el producto final no es convincente, hay que dejar trabajar a los profesionales. Es decir, es fantástico que las letras hablen sobre ella y todo lo que ha pasado. Le da un enfoque personal que otras no tienen. Pero si las letras son maravillosas y las melodías no enganchan, aquí tenemos un problema.


Analizados estos puntos que creía conveniente comentar, paso a desglosar el disco. No voy a ir corte a corte porque no tengo mucho que decir sobre ello.

Destaca por encima de todo el primer single Beat Of My Drum. Con un estilo inconfundible abre las puertas a un mundo nicoliano, dándonos a conocer lo que está por venir. Tanto vídeo como single me parecen un acierto total y es una pena que no gozara de un mayor y merecido éxito en las listas de ventas.

El segundo single fue Lucky Day. Y si bien como el bloguero The Zeller Boy dice, aporta una visión diferente y positivista al resto del LP, me da la sensación de que la sacaron como sencillo porque era lo que tenían acabado y más a mano. No me dice nada este tema y el vídeo es cutre y aburrido a más no poder. Si con el anterior demostró que con poco presupuesto se puede hacer un videoclip currado, con éste demuestra todo lo contrario. Y bueno, para qué hablar de ese break tan chillado que dan ganas de quitarlo.


El tercer single será el tercer corte del disco, Yo-Yo. No está mal, pero la pregunta es, ¿creéis que esto va a levantar las ventas ya de por sí bajas del álbum? La respuesta te la digo ya: NO. Por lo menos es más armónica que el anterior, pero para mí no acaba de despegar.

Del resto sobresale a kilómetros Gladiator. Una petardada así sería lo que ayudaría a ponerla en el mapa. Es más popera que el resto y recuerda un poco más a las Girls Aloud (a la vez que a What You Waiting For de Gwen Stefani). Otra que gusta mucho al público es Porcelain Heart, que a demanda popular entró en el tracklist cuando solo iba a ser un B-side. Espero que por culpa de esto el demo de Dance In The Rain no se haya quedado fuera, porque era mi favorita y al final no sabemos ni siquiera si verá la luz como una Cara B ¬¬

De las demás no tengo mucho que decir porque me parecen del montón. Las escucho y digo sí, tienen su estilo propio, pero no me gustan. No entiendo muy bien para qué ha metido una versión de una canción de los 80, Everybody's Got To Learn Sometime, que encima ya versionó Sharon Corr el año pasado con un vídeo precioso en Granada y la Alhambra <3 <3 http://youtu.be/-iKc8dO-TnM


En resumen: una imagen labrada como artista, unas letras personales sobre su vida real de cómo ha logrado convertirse en una Cenicienta desde sus principios y un estilo musical que la hacen única. Pero ni con todo esto ha conseguido un resultado óptimo. Lo ha intentado, pero no ha llegado al nivel, en mi opinión. Las canciones no se pegan, no tienen bonitas melodías y no hacen que quieras volver a escucharlas. Una pena, porque ella me encanta y esperaba más de este disco.