3 de marzo de 2010

22 de junio de 2010


Esa es la fecha señalada para tan célebre momento en la historia de éste, nuestro querido pero paleolítico país. ¡¡¡El día a partir del cual ya no se podrá fumar en espacios públicos!!! ¡Aleluya! Ni en discotecas, ni en bares, ni en cafés...

Ni siquiera en espacios habilitados, lo cual trae la polémica de la inútil pero costosa reforma que han tenido que realizar algunos locales por el cambio reciente de la legislación, que al volver a cambiar les será totalmente inservible.

A pesar de esto, me alegro que por fin se haya dado el paso que pensaba que nunca se iba a dar en Espain.

A partir de junio disminuirá la cantidad de humo que inhalamos y dejará de oler a tabaco nuestra ropa después de una noche de fiesta o de un simple café en cualquier sitio... ¡¡no me lo puedo creer!!

Comienza la cuenta atrás...


(Retrato de uno de esos individuos que creen que toman sus propias decisiones y que el egoísmo les pesa tanto que anteponen la salud de todas las personas que le rodean a su placer propio, para camuflar sus inseguridades y su falta de personalidad)