26 de octubre de 2010

Nueva serie: The Walking Dead


La nueva serie de temática zombi (así se escribe en español, según la RAE), basada en los cómics homónimos, que se estrena el 31 de octubre (no podía haber fecha más acertada que Halloween para este estreno) se filtró dos semanas antes de su emisión.

He leído críticas varias por ahí, desprestigiando, lo cual me chocó porque a mí me ha gustado bastante. Está claro que hay opiniones para todos los gustos y lo respeto al 100%. Así que, aquí va lo que pienso yo de este piloto, sin spoilorear, no os preocupéis.

La historia empieza como casi todas las películas de zombis: una persona se despierta confusa en un hospital y todo el mundo se ha vuelto zombi sin saber por qué. Wow, qué original: el mismo principio que "28 días después" y "Resident Evil". Pero no pasa nada, se perdona. Si están siendo fieles a los cómics seguramente estas dos últimas estén basados en ellos, en vez de al revés.


Después se sigue desarrollando como ya todo el mundo se imagina: se va averiguando cosas cosas de lo que pasa y las reglas de este nuevo mundo y se plantea un drama emotivo y personal que acompaña al marco de muertos vivientes, para darle humanidad y gancho a la historia.

En general, parece que ocurre todo como muy lento. Pero yo creo que es más bien la sensación que se pretende en una serie de este género: crear una atmósfera de tensión con algunos sobresaltos. No es de miedo, o por lo menos a mí no me ha dado miedo. Es como de intriga. Te crea esa sensación de persecución y angustia disfrutable por parte del espectador que se desea con este tipo de películas, ahora hecho serie.

Y es que yo veo en esto la única novedad. Hemos visto ya pelis varias sobre zombis, pero ¿no os ha sucedido que cuando las estáis viendo, las estáis disfrutando tanto que os gustaría que se alargase? Yo veo filón en muchas películas para hacer una serie y esto pasa con esto. Me parece genial que se haga una serie por fin de este género. Estas historias se pueden prolongar mucho más de una hora y media.

Con unos buenos efectos especiales (a pesar de lo que he leído por ahí), alguna cara conocida como la doctora de Prison Break (Sarah Wayne Callies), una tensión moderada agradable de padecer y un argumento interesante, esta serie de un género por explotar en televisión ya tiene confirmada una segunda temporada sin ni siquiera empezar la primera.

Espero que vaya bien de audiencia. Yo la seguiré.